EN | ES

19-22 NOVIEMBRE

© Todos los derechos reservados

Todos sonríen en NEOM

08/12/2022

Las Titan World Series son carreras en las que, obviamente, el resultado importa. El palmarés se mantiene con el paso de los años y figura en las hemerotecas con el nombre propio del ganador. Pero es más que únicamente una competición.

Eso se está viendo muy claramente en la NEOM Titan Desert Saudi Arabia. Tres etapas, tres ganadores y tres nombres propios han copado las crónicas de la carrera: David Valero, Julen Zubero y, ahora, Haimar Zubeldia.

La etapa del día era la reina de esta edición, la cuarta más larga en la historia de la Titan Desert, con 139 kilómetros. Con esta longitud, el espectáculo estuvo en la variedad: mar, cañones, pistas rápidas, pistas quebradas, subidas, bajadas y, por supuesto, desierto.

En cabeza figuraban los sospechosos habituales: David Valero, Haimar Zubeldia, Julen Zubero, Josep Betalú y Roberto Bou. Un grupo que, antes de llegar a la segunda estación de hidratación, se partió. En cabeza quedaron solamente los dos líderes: Valero y Zubeldia.

El corredor vasco y el granadino apretaron los dientes en los últimos kilómetros, entre cañones y desiertos más abiertos. Siempre entendiéndose, incluso en la meta. Ahí, ganó Zubeldia, pero los dos sonrieron. Uno por ganar la etapa, otro por mantenerse líder. Pero todos en el pelotón sonríen por estar disfrutando de una NEOM Titan Desert Saudi Arabia que está superando cualquier expectativa.

Midiendo, regulando esfuerzos y controlando su liderato. Decía Ariadna Ródenas ayer que no quería exprimirse demasiado después de dos primeros días que habían sido tremendamente duros y de los que había salido con un botín de tiempo suficiente en la general.

Así, con cabeza fría y la seguridad de que está siendo la competidora más fuerte, la ilicitana encaró los casi 140 kilómetros de desafío que hoy tenía por delante todo el pelotón.

Al final, Ródenas mantuvo su estrategia de los últimos días: buscar un grupo que se adaptara a su ritmo y mantenerse rodando lo más juntos posible.

Con este sencillo plan ha logrado tres victorias de etapa y ha certificado virtualmente su triunfo en la general, con más de una hora de ventaja sobre sus inmediatas perseguidoras: Misha Sekulova y Muriel Bohuet. Un hito para una corredora que ya sabe lo que es ganar la general femenina en Marruecos y el dúo mixto en Almería.

Noticias relacionadas